miércoles, 27 de agosto de 2008

escaleras

mi suelo donde el desorden alimenta a los insectos de alfombra
una escalera al siguiente piso
otro suelo fragil que se rompe y se lechuga al pisar
otra escalera al antiguo piso
un suelo con la tela de tus hormonas
el viento te desarma sin querer
mas escaleras para subir a visitar acomodadas y ordenadas
la vieja del tercer piso cocina la misma sopa todas las noches
perece mi salud auditiva
la musica desfondada se escapa por las ollas de caldo sucio
mientras se ve por la ventana como espejo su rostro derretido

la cuchara revuelve las verduras muertas, hervidas.
la fotografia enmarcada del difunto ser no es una vaca no señores
un tal militar de rostro suave y cejas malditas canta una cancion apianada
suena la literatura negra entre sus ojos vibrantes
el entreceño del cual te he hablado bajo la cama miedosa.

dulces en el tren que no para jamás
los dias de lluviosas viejas paseadoras
recorro las escaleras hechando el humo negro
golosinas rojas como anginas de amor
olvidarse de esa palabra escavar el arenero.

1 comentario:

Matías dijo...

esas imagenes
tan familiares
haran que vuelva a leerte